“La FIFA evalúa permitir uso de velo islámico en los campeonatos de Fútbol”

La FIFA evalúa modificar su reglamento y permitir el uso del velo islámico (hiyab) en los torneos oficiales de fútbol femenino que organiza la entidad.Así lo anunciaron fuentes de la FIFA tras la reunión de Comité Ejecutivo que se realizó hoy en Tokio en víspera de la final del Mundial de Clubes entre Barcelona y Santos.

A ese escenario llevó el tema el príncipe Ali Bin Hussein de Jordania, quien con 35 años es el integrante más joven del Comité Ejecutivo de la FIFA.

Bin Hussein, que además es vicepresidente de la Confederación Asiática de Fútbol (CAF), fue autorizado a elevar la cuestión al International Football Association Board (IFAB), a cargo de toda modificación reglamentaria.

El organismo se reunirá en marzo en Bagshot, Inglaterra, y esa será una buena ocasión para plantear el tema.

Bin Hussein, que espera la aprobación de la IFAB de un velo para jugadoras y asistentes, destacó: “Esta cuestión afecta a millones de mujeres en todo el mundo y es indispensable abordarla del mejor modo posible”.

“Debemos apuntar a garantizar la seguridad de las futbolistas respetando a su vez la cultura y promoviendo la expansión del futbol a todos los ámbitos sin discriminación alguna”, agregó.

“Este es un tema crucial porque nuestro objetivo es asegurar que todas las mujeres que quieran hacerlo puedan jugar al fútbol sin ningún tipo de barreras o impedimentos”, completó.

Para que esto suceda, planteó el dirigente jordano, es necesario derogar la regla número cuatro de la FIFA que impide el uso de cualquier indumentaria o aditamento que ponga en peligro a los jugadores o a sus rivales.

Lo único permitido hasta ahora son las casacas tradicionales, los pantalones cortos, las medias, los botines y las canilleras, además de los guantes en los casos de los arqueros.

El IFAB, que se creó en 1886, está integrado por cuatro miembros de la FIFA y cuatro de las federaciones británicas y es el máximo órgano mundial en materia de reglamento en el fútbol.

Para que una modificación reglamentaria sea aprobada es necesario que la voten favorablemente dos tercios de sus miembros. (ANSA)

“No todo en la vida es de un color o de otro. Miren sino el arco iris…” Paulo Coelho.

Anuncios

Asesora del Defensor del Pueblo defiende “máxima libertad religiosa” para las mujeres con velo en España

La asesora del Defensor del Pueblo en materia de Migraciones defiende “máxima libertad religiosa” para las mujeres con velo en España

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) –

La asesora del Área de Migraciones e igualdad de Trato del Defensor del Pueblo, Eugenia Relaño, ha defendido que debe garantizarse “la máxima libertad religiosa para todos y la mínima restricción necesaria”, también en el caso de las mujeres musulmanas que llevan el velo islámico en España porque, según ha indicado, “es un signo distintivo de su confesión religiosa”.

Así, Relaño ha precisado, durante su intervención en el XIII Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación San Pablo CEU bajo el lema ‘Libertad Religiosa y Nueva Evangelización’, –al que ha asistido en representación de la Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano– que los poderes públicos han de tener en cuenta las creencias religiosas que conviven en la sociedad española y “mantener la cooperación” con todas ellas.

En este sentido, ha asegurado que “la laicidad positiva lleva implícita la convivencia de lo religioso con lo civil”, por lo que “los mandatos públicos tienen que respetar las creencias de los ciudadanos, creyentes o no creyentes”.

En cualquier caso, ha explicado que “la laicidad como tal no aparece en la Constitución Española” aunque esta sí recoge los conceptos de “libertad, igualdad, justicia y pluralismo político” y ha subrayado que en la Carta Magna se establece que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”., lo que implica que “la igualdad religiosa sí es un derecho” y que el Estado tiene “obligaciones y deberes con los ciudadanos”.

Relaño ha apuntado que el laicismo se da cuando “el Estado es absolutamente ajeno a lo religioso con ánimo beligerante e intenta desproveer a las personas de su manifestación religiosa y pretende que la religión se viva en un ámbito privado”. No obstante, a su juicio, “si no hay pluralismo religioso, no hay libertad, igual que sin pluralismo político no hay democracia”.

Además, ha aportado algunos ejemplos de quejas que han llegado a Cava de Llano, cuyo cargo pasa por “defender y tutelar los derechos fundamentales de todos frente a las administraciones públicas”, como la que recibió recientemente en relación con la celebración de la JMJ que venía provocada porque el Estado, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid habían apoyado actos religiosos. Sin embargo, la Defensora del Pueblo no admitió ninguna queja argumentando que “participó en un acto ajeno pero cuya organización no es imputable al Estado”.

Téofilo González Vila, Catedrático de Filosofía, presidió ayer la mesa en la que participaron Javier Barraycoa Martínez, profesor de Filosofía en Barcelona, y Eugenia Lerraño Pastor, asesora del departamento de migración del Defensor del Pueblo, que asistió en representación de María Luisa Cava de Llano y Carrió, Defensora del Pueblo en funciones.

Por su parte, el catedrático de Filosofía Teófilo González Vila que ha participado junto a Relaño en la mesa redonda titulada ‘Laicidad, laicismo y convivencia’ ha destacado que “el Estado guarda importantes relaciones con lo religioso” y a él le incumbe “garantizar la libertad religiosa para que cada persona pueda adoptar cualquiera de las posibles particulares opciones que caben ante lo religioso”.

Así, ha afirmado que el Estado es “aconfesional” pero “no neutral respecto de la libertad religiosa” y que debe garantizar el “efectivo ejercicio” de esa libertad que tienen todos los ciudadanos, sin hacer suya ninguna opción particular.

“No es lo mismo no profesar religión alguna que profesar la no religión, que es lo que pretende el laicismo que haga el Estado. De hacerlo, no sería un Estado laico”, ha puntualizado.

Sobre la educación, ha apuntado que “quienes están en cargos públicos no pueden imponer ni favorecer sus opiniones en terrenos educativos, culturales o ideológicos” sino que son “los padres los primeros educadores de sus hijos”. Por ello, ha señalado que el Estado debe garantizar las condiciones necesarias “para hacer posible a los ciudadanos el ejercicio de sus responsabilidades” pero “no tiene la competencia para erigirse en educador universal de la ciudadanía”.

En la mesa también ha intervenido el Doctor en Filosofía, Javier Barraycoa Martínez, que ha remarcado que “entre Iglesia y Estado no puede haber ni separación ni oposición” y que ha recordado al Papa Benedicto XVI cuando utilizó el término ‘sana laicidad’ pues, a su juicio, “se ha de reconocer a la religión como presencia pública en la sociedad”.

Condenan a tres mujeres por llevar velo ( en Francia )

El Correo2011-11-22

Tres mujeres fueron condenadas ayer en Francia a pagar sendas multas de 140 euros por llevar niqab (velo islámico que cubre la cara) en espacios públicos. Entre las sancionadas están la esposa oficial y otra pareja del comerciante Lies Hebbadj, famoso porque otra de sus mujeres fue multada el pasado año por conducir con niqab. La sanción fue posteriormente revocada.

El instituto que echó a una niña con ‘hiyab’ cambia sus reglas para que pueda usarlo

El instituto que echó a una niña con ‘hiyab’ cambia sus reglas para que pueda usarlo

[foto de la noticia]
  • ‘La directora se ha portado muy bien y nos ha pedido disculpas’, explica el padre
  • La familia ha decidido retirar la denuncia interpuesta tras la expulsión
  • La menor dice estar feliz, ‘sobre todo para las que vengan detrás’

Amanda Figueras | Madrid

Actualizado martes 18/10/2011 09:59 horas
  • Final feliz. La estudiante musulmana de 14 años que fue expulsada de un examen por llevar el velo islámico o ‘hiyab’ podrá seguir con normalidad sus clases, el asunto ha quedado zanjado por el Consejo Escolar del instituto de educación secundaria Enrique Tierno Galván (Usera, Madrid).

“Hemos llegado a un acuerdo, la niña va a seguir en el centro, la directora se ha portado muy bien y nos ha pedido disculpas por la demora en solucionar el problema”, explica Mohamed, padre de la niña, de nacionalidad española. Ella, que aún ahora insiste en que no se conozca su nombre -“soy muy tímida”, dice-, cree que la lucha ha merecido la pena “sobre todo para las niñas que vengan detrás de mí”.

A principios de septiembre, cuando estaba haciendo un examen de recuperación en el instituto en que lleva años estudiando, le obligaron a salir del aula, la expulsaron en ese momento, y entonces empezó el problema. Según explicaban entonces desde el centro, su régimen interno clasifica como falta leve “la utilización en el interior de los edificios de gorras, pañuelos y otras indumentarias que dificulten la identificación del alumnado”. La familia y su abogado esgrimían que el ‘hiyab’ es diferente de otro tipo de pañuelo y que la ley ampara su uso.

El letrado, Iván Jiménez-Aybar, profesor doctor de Derecho eclesiástico del Estado de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien también asesora a varias familias en la misma situación que esta joven en Madrid, explicaba en un documento que hizo llegar al instituto que el Ministerio del Interior permite que las mujeres musulmanas lleven ‘hiyab’ en las fotos del DNI, del pasaporte o de la tarjeta de identidad del extranjero. Por lo tanto, al ser el velo algo que forma parte de la identidad de la persona, la autoridad de un centro docente no puede prohibirlo.

‘No es una victoria del islam, sino del Derecho’

“Según la directora, no se produjo un debate sobre ‘hiyab’ sí o ‘hiyab’ no sino que analizaron el planteamiento que les hicimos llegar y concluyeron que debían interpretar la norma del régimen interno con arreglo a la normativa superior y no en su contra”, dice Jiménez-Aybar. El abogado opina que no se trata de una victoria de la comunidad musulmana. “No hay vencedores ni vencidos, en estos casos. Lo que sale ganando es el respeto a la Ley y el interés superior del menor. El IES en cuestión no ha cedido ante un capricho de una musulmana, sino que ha actuado con arreglo a Derecho. Por tanto, nadie puede ver este caso como una cesión del IES. Y, desde luego, ninguna comunidad musulmana debe presentar este caso como una victoria del islam. Sería un grave error”, advierte.

‘El centro no ha cedido ante un capricho de una musulmana, ha actuado con arreglo a Derecho’, dice el abogado

“Vi la cara de felicidad de mi padre y el abogado y supuse que tenían buenas noticias, me dijeron que el centro iba a cambiar el reglamento interno y que podría seguir estudiando, al parecer, la mayoría del consejo escolar votó a mi favor, aunque también hubo algunos que se negaron”, relata la niña, que ha seguido yendo a clase esto días y, según denunció, ha sido objeto de mal trato por parte de algunos profesores.

Sabe que su caso podrá ayudar en la resolución de conflictos similares en el futuro y evitar que otras pasen por los malos momentos que ella misma describía hace una semana: “Me gritan por cualquier cosa, una profesora me cerró la puerta en las narices, literalmente. Otra me ha dicho que a mí no me va a contestar a ninguna pregunta, y que siempre voy a ‘hacerme la victimita’. Me han dicho todo esto y delante de toda mi clase”.

La Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri) tiene previsto distribuir el informe realizado por Jiménez-Aybar para este caso a las instituciones relacionadas con el asunto. Pero quizás llegan tarde en otros casos, como el de Najwa Malha, la joven apartada del instituto público Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Otros casos

El caso de Najwa está, prácticamente, visto para sentencia. El abogado Jiménez-Aybar ha emitido hace unos días su escrito de conclusiones y ahora debe contestar la Letrada de la Comunidad de Madrid antes de llegar a manos del Juez. “Si un Consejo Escolar, compuesto por una pluralidad de personas ajenas al mundo del Derecho, ha visto claramente que no se puede interpretar un reglamento de régimen interno sin tener en cuenta la normativa superior, ¿cómo va a opinar lo contrario un Juez? Esa posibilidad, sinceramente, ni me la planteo, sin perjuicio del respeto que debo tener hacia un asunto que todavía está en sin terminar”, esgrime.

La familia de la niña del Tierno Galván destacan la voluntad negociadora que siempre ha mantenido la dirección del centro, y han decidido retirar la denuncia interpuesta tras la expulsión de la menor. Según Jiménez-Aybar esa es precisamente la diferencia con casos precedentes como el de Pozuelo o el de Arteixo, o con el coetáneo de Burgos.

La familia y su abogado insistieron en que el velo es diferente de otro tipo de pañuelo y que la ley ampara su uso

“Han aceptado estudiar con seriedad y profundidad el informe jurídico y ha sido un Consejo Escolar, que representa a toda la comunidad educativa, el que ha adoptado la decisión. ¡Qué diferente del caso de Burgos! El director no ha querido siquiera recibirlo. El otro gran error del director del IES Félix Rodríguez de la Fuente es apartar a la menor de las clases. Pero no de una clase en concreto, como ocurrió en el caso de Najwa, ¡de todas!, al margen del procedimiento establecido que exige, previamente, una audiencia a los padres. Eso no ha pasado en ninguno de los casos que he llevado o estoy llevando. Incluso en aquellos que han terminado en la vía judicial, se ha permitido que las menores asistieran a clase con ‘hiyab’ hasta adoptar una decisión. Por ello, hemos presentado una denuncia ante la Fiscalía de Menores“.

Según el experto, se marca ahora un antes y un después ya que antes los centros educativos, “haciendo del reglamento de régimen interno su sayo, prohibían el uso del ‘hiyab’ de modo arbitrario y al margen del Derecho”. En su opinión, se había generado la idea de que las normas de régimen interno eran incuestionables. “Ahora cuentan con un ejemplo distinto: no se puede aplicar una norma interna vulnerando derechos protegidos constitucionalmente. Además, ha primado el sentido común: ¿cómo se puede privar a una menor de una prenda que nuestro Ministerio del Interior considera configurativa de su identidad pública y oficial?“.

debate sobre la vestimenta


16/11/2010 – Bilbao
Los debates sobre la vestimenta en el III Foro de Derechos Humanos

Los debates sobre la vestimenta en el III Foro de Derechos Humanos: a las 19.00 horas en la Sala de Juntas Generales de Bizkaia (c/Hurtado de Amézaga, 6 de Bilbao), sigue el III Foro de Derechos Humanos con una ponencia sobre Gestión de la diversidad y derechos humanos: debates sobre la vestimenta, que ofrecerán Jordi Moreras, director de Tr(à)nsits y profesor de la Universitat Rovira y Virgili y Hajar Samadi, Asociación de Mujeres Jóvenes Musulmanas Bidaya.

Folleto informativo

¿Feminismo o arrogancia?

la ignorancia de occidente hacia la compleja dimensión que el hiyab tiene en el islam tiene su origen el coloniaje y las posteriores luchas de liberación. El velo era un simple síntoma de sumisión y opresión de las mujeres hacia los hombres a ojos de los/las colonizadores/colonizadoras.

Por lo tanto, la cultura “civilizada y superior” que colonizaba decidía que había que “liberar” a las mujeres y eso era tan sencillo como obligarles mediante la violencia a quitarse el velo y hacer hogueras en plazas públicas dejando a las mujeres desnudas por desveladas y humilladas sin él. (Como apuntaba Frantz Fanon) las intenciones no eran inocentes ni liberadoras sino todo lo contario, eran imperialistas ya que pretendían someter a toda la población sometiendo primero a sus mujeres: “En aquel momento, la administración colonial pudo definir una doctrina precisa: “si deseamos atacar a la sociedad argelina en su contexto más profundo, en su capacidad de resistencia, debemos en primer termino conquistar a las mujeres; es preciso que vayamos a buscarlas detrás de los velos en que se esconden, en las casas donde las oculta el hombre”.

La situación de la mujer es lo que desde aquel momento se convierte en un objetivo de la acción.”  Y siglos más tarde, el feminismo occidental sigue fracasando e intentando “liberar” a las otras mujeres, en vez de pararse a escuchar sus voces y reivindicaciones para comprenderlas primero y entablar un diálogo intersubjetivo igualitario después. Es decir, sigue apuntalando el sistema político capitalista y contribuyendo a extender el pensamiento único, homogeinizador….

David Bohm “Sobre el diálogo” Ed Kairós 1997 Barcelona; pag.: 55-56.

Tanto regímenes de un lado del mediterráneo como del otro, hacen uso de la violencia antidemocrática, instrumentalizando está cuestión para sus fines políticos y de poder. Así surgió en el 2003 la ley que prohibe llevar “símbolos ostentosos religiosos” en Francia, con la prohibición de usar hiyab en las escuelas. Una ley que fue presentada como progresista, en un país donde legisla la libertad religiosa, reprime y quiere asimilar, homogeinizando a las mujeres de orígen arabo-musulmán. La mayor represión y opresión para cualquier mujer o persona (sea cual sea su religión, cultura, clase o raza) es no poder tener acceso al sistema educativo. El posicionamiento feminista occidental mayoritario ante este problema, lejos de escuchar e intentar acercarse para comprender la complejidad multidimensional del hiyab, ha sido continuar con la estrategia de la instrumentalización de esas otras mujeres, distintas de ellas mismas.
7 Frantz Fanon, “Argelia: los occidentales ante el velo“

http://www.mundoarabe.org/fanon_frantz.htm (Fragmento del libro de Fanon ”Sociología de una revolución”)

… señalar, la necesidad imperante de ir construyendo entre todas/todos un feminismo dialógico, que sea coherente en sus reivindicaciones y no se deje fragmentar en sus discursos y demandas igualitarias y emancipatorias por los intereses del sistema político capitalista. Es necesario ir creando herramientas en base un diálogo intersubjetivo igualitario, que supere de manera global y bajo una ética universal, las situaciones de exclusión de clase o cultura a las que nos enfrentamos las mujeres.
El feminismo del siglo XXI tiene que contar con todas las voces silenciadas (en su entorno cercano y fuera de él, en el mundo), debe ser inclusivo, aglutinador y creativo para fortalecerse y ser coherente (en base al diálogo), lo que hará posible y real las transformaciones sociales a nivel local y global. Haciendose más solidario y cooperativo, más comprensivo y transformador. Siendo capaz de adaptarse a los continuos cambios a los que la sociedad se enfrenta de manera organizada, racional y empática….

(Extractos: FEMINISMO DIALÓGICO)

El PP quiere tapar su Gürtel creando polémica en torno al velo

El discurso islamófobo de muchos militantes del PP demuestra más ignorancia, superficialidad y chulería que conocimiento y tolerancia
Opinión – 24/04/2010 9:44 – Autor: Ahmed Hijazi – Fuente: Mundo Árabe
Espernaza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid.

Espernaza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid.

No se nos olvida que Esperanza Aguirre da importantes cantidades de dinero a colegios religiosos y ultra conservadores, y que hace lo mismo y cede suelo al Opus Dei que separa a sus alumnos por sexo, pero aún así la familia de Najwa debe respetar las normas del colegio y luchar por el respeto a la libertad religiosa.

Ya sabemos que, desde la época de Aznar, el PP no guarda ninguna simpatía hacia los árabes y musulmanes, y mucho menos hacia los musulmanes españoles. Es más, las amistades peligrosas de Esperanza Aguirre y sus andanzas por Israel, además del boicot a las actividades de una institución española importante como Casa Árabe, nos revelan donde se sitúa ella y su partido que todavía no ha pedido perdón por una guerra criminal en la que fueron pisoteados los Derechos Humanos de millones de mujeres y hombres iraquíes.

No cabe ninguna duda de que el PP, al verse atrapado en medio de la corrupción de decenas de sus cargos, ha asumido los postulados de la extrema derecha, utilizando la xenofobia y la ignorancia, con el fin de desviar la atención de sus problemas internos.

Los españoles sabemos que la educación en este país no es laica y a muchos nos gustaría que lo fuera para que, entre otras cosas, se ponga fin a la discriminación religiosa y al señalamiento permanente contra aquellos que no proceden de la misma religión y gozan de más de una cultura.

Resulta irónico que el mismo partido que fomenta los colegios religiosos y se opone al derecho de las mujeres al aborto, a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, a los derechos humanos de gay y lesbianas, a la Ley de Igualdad y la laicidad del Estado, ahora quiera presentarse muy preocupado por la libertad de las musulmanas españolas.

El discurso islamófobo de muchos militantes del PP demuestra más ignorancia, superficialidad y chulería que conocimiento y tolerancia. Ni convence ni cuela el cuento de defensor de las libertades de este partido, porque los 10 colegios de los Legionarios de Cristo -los de Marcial Maciel, el pederasta-, los 73 del Opus Dei, y los 5 colegios de la integrista Asociación Católica de Propagandistas, cuya educación no se diferencia en nada a la educación que imparten los islamistas fundamentalistas, reciben subvenciones de instituciones gobernadas por el Partido Popular e, incluso, algunos de los hijos de sus dirigentes estudian en ellos.

El velo está sirviendo al PP como una cortina de humo, permitiendo a sus dirigentes, tras semanas de escondidos, hacer cola ante los micrófonos para hablar de musulmanes en lugar de dar explicaciones sobre la corrupción que le tiene agujereado, sobre el recorte de gastos en la escuela pública, sobre el abandono escolar que roza la cifra del 30% y, lo que no es menos importante, los millones de euros que dan a organizaciones religiosas fundamentalistas que operan en España, África y América Latina.

Sólo un modelo de escuela pública y laica es la garantía de extender los valores de igualdad, tolerancia y pluralidad, evitando la discriminación por raza, sexo, o creencia religiosa. El papel del Estado es crucial en esta tarea, porque los criterios selectivos basados en una sola creencia religiosa y un modelo cultural absoluto que no admite la diferencia, reflejan un pensamiento único, estrecho y excluyente.

Tanto Najwa como su familia han de saber que, desde el respeto a las normas y la moderación, se puede luchar en defensa de la libertad religiosa y contra la xenofobia. Seguirle el juego al PP y sus dirigentes gürtelistas, haciendo caso a la demagogia y el populismo islamófobo, es darle alas al fundamentalismo y echarle mano a la derecha arcaica que pretende esconder su corrupción bajo un trozo de tela.

Ahmed Hijazi es editor de www.mundoarabe.org

PAÑUELO SI, PAÑUELO NO ¡ Vale ya !

PAÑUELO SI, PAÑUELO NO ¿ESA ES LA CUESTIÓN?

Quienes creemos firmemente en la Democracia y luchamos para que nuestras sociedades se transformen en espacios inclusivos, nos sentimos cruelmente decepcionados con algunas de las posturas que en estas semanas se están expresando.

Me pregunto si realmente, el debate sobre el pañuelo de la mujer musulmana en la escuela es el interés real y prioritario de estas manifestaciones. De alguna u otra manera, se están poniendo al descubierto ciertos tintes discriminatorios y por qué no decirlo, el preludio de una tímida islamofobia, reflejo y contagio de la ya existente en Europa.

La islamofobia, que no es otra cosa que el miedo irracional, en este caso al Islam, se alimenta del temor a lo desconocido, o lo que es peor, a la asociación de determinadas prácticas y tradiciones que nada tienen que ver con el Islam y que ponen en tela de juicio el respeto a los derechos fundamentales de las mujeres musulmanas.

Uno de los argumentos principales que se están esgrimiendo en este debate nacional, no es el referido en sí al uso de ?símbolos religiosos? dentro de la escuela sino, el supuesto significado del hiyab. Así, el postulado de la mayor parte de la sociedad (no musulmana), es la de considerar esta prenda como un símbolo de subordinación y discriminación de la mujer, y por ende, debe ser suprimido.

La cosmología islámica es clara en defender que cualquier acto de fe (como lo es el uso del hiyab) incumbe exclusivamente al individuo, sin que absolutamente nadie pueda entrar a preguntar, recriminar y/o cuestionar su ejercicio. De igual forma, la Constitución española, en el segundo punto del artículo 16, deja claro que ?Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias?.

Desde este punto de vista, que el pañuelo de las mujeres sea copado en la esfera pública y se genere un debate colectivo, no hace sino vulnerar un derecho fundamental como lo es el de la intimidad, en el que una vez más, las mujeres somos objeto pasivo de estudio y no sujetos activos de participación.

Las mujeres musulmanas ¿tendremos algo que decir al respecto?, ¿tenemos capacidad para utilizar nuestro legítimo derecho a la libertad de expresión? Evidentemente sí, puesto que quienes luchamos en el día a día por generar sociedades participativas y basadas en el respeto democrático, creemos firmemente que nuestras opiniones, como la de los demás, deben estar consideradas como el resto de la ciudadanía. Simplemente, porque las mujeres musulmanas, también formamos parte de esta sociedad.

Imaginemos por un momento, de manera hipotética, que esto fuera cierto, que verdaderamente el pañuelo fuera un símbolo de opresión hacia la mujer. ¿No sería lógico que fuese el propio colectivo de mujeres musulmanas que reivindicase su supresión? ¿O es que acaso, se cree que las mujeres musulmanas somos seres inútiles, ?cuerpos sin cabeza?y sin capacidad racional?

Una vez más, emergen determinados postulados paternalistas que quieren venir a poner voz a quienes ya la tienen, abanderando una cuestión que no les afecta en primera instancia. Parece que vuelve a abrirse el baúl de los recuerdos, rescatando las mismas argumentaciones coloniales de antaño que defendían los valores ?europeos? como los válidos y universales. Quienes intentan defender la causa de las mujeres musulmanas, acallando sus voces, no hacen sino repetir un esquema hegemónico de imposición que nada tiene que ver con el sistema democrático y con el respeto a la diferencia que desde nuestras leyes se están proclamando.

Somos nosotras, las mujeres musulmanas, quienes tenemos que crear nuestras propias agendas y priorizar cuestiones que verdaderamente son importantes. Precisamos empoderar al género femenino musulmán, ocupar el espacio público, alcanzar puestos de decisión y por encima de todo, universalizar la educación, porque es nuestro derecho como mujeres y nuestro deber como musulmanas.

¡Eso es lo verdaderamente importante! Que se haga con pañuelo o sin él, es lo de menos, urge preservar nuestro legítimo derecho a defender nuestras convicciones y poner en práctica, con total libertad, nuestras creencias, también en el espacio público. Porque lo público no puede separarse de lo privado.

M. Laure Rodríguez Quiroga
Presidenta de la Unión de Mujeres Musulmanas de España y Directora de la
Consultora Social e Intercultural Torre de Babel