Querida humanidad: tengo un mensaje para ti

En primer lugar comienzo con el saludo del Islam: Assalamu alaykum. Que la paz sea contigo. Un saludo que digo todos los días 5 veces al día en mis 5 oraciones. Assalamu alaykum hacia la derecha, para desear la paz al mundo que me rodea por la derecha y Assalamu alaykum hacia la izquierda.

Te voy a contar lo que me ha pasado, la verdad que hoy tenía prisa y muchas cosas que hacer, he estado a punto de pasar por este puente sin verte, porque normalmente estoy acostumbrada a andar deprisa, con los cascos puestos y mirando el wasap, pero hoy por casualidad se me ha olvidado el móvil en casa. Y te he visto. ¡Y no sabes que ganas de tenía de verte! Hoy nos encontramos porque tenemos muchas cosas que decir y porque tenemos que escucharnos, tenemos mucho que construir juntos y mucho por convivir. Tenemos que vernos, para reconocernos y contarnos todo aquello que no nos han dejado decir. Los enemigos de la humanidad se han metido entre nosotros. Han querido destrozar los puentes que hemos estado construyendo juntos durante todos estos años. Pero no lo vamos a permitir.

Querida humanidad, veo esperanza en tus ojos. Sé que deseas que este mundo al revés cambie una vez por todas. Que todo se solucione. Que no haya guerras, ni terrorismo, y que toda la humanidad pueda vivir en el lugar que se merece. Es importante ver el mundo con esperanza, pero tenemos dos ojos. Con un ojo debemos mirarnos con respeto, misericordia, esperanza y mucha paz. Y con el otro miraremos a lo que nos disgusta con crítica y firmeza, leeremos entre líneas lo que nos quieran vender, cuestionaremos todo. Porque tenemos dos ojos y tenemos capacidad de razonar y pensar qué podemos hacer para conseguir la paz. Esa paz que tanto tu y yo deseamos. Esa paz que todos los profetas han predicado y las personas que desean el bien para ti. Porque, aunque los malos nos digan que hay guerras “santas”, guerras en nombre de la paz, de la seguridad, y en nombre de sus Dioses. Nosotrxs responderemos que sólo la paz es santa. Y que la PAZ es el nombre de Dios.

12606843_10153584875788369_1604288662_n

Porque Dios quiere que nos ayudemos y paz es ayudar a la gente necesitada. Aconsejar. Paz es lucha contra el egoísmo. Paz es dar, y dar significa recibir. Paz es que la humanidad sea más solidaria, y ser solidaria no significa dar lo que nos sobra: Un paquete de arroz y unos pantalones que ya no usamos… Paz es dar de lo que nos hace falta. Contribuir a que quien necesita ya no tenga que necesitar. Paz es hablar, entendernos y convivir y paz también es aprender a perdonar los errores, en general no hacer a los demás lo que no desearías para ti.

Querida humanidad, ya sé que tú también tienes prisa, y te tienes que ir, pero no te vayas sin saber que yo también estoy harta de tanta violencia y de nóbels de paz no valen: esa paz que se intenta conseguir por la fuerza bruta creando cada vez más violencia. Por eso, debemos de exigir que con nuestro dinero no se financien guerras que te destruyen, sino hospitales que te curen, universidades que alimenten tu intelecto, familias que cuiden de ti, colegios, parques, ayudas humanitarias dignas, ésas ayudas que llevan tu nombre. Humanidad.

Querida humanidad, por último, te voy a pedir un favor y te dejo marchar. Vamos a trabajar juntos para que nuestros mares no sean cementerios, y poder tomar el sol en la playa sin remordimientos, para que nuestras fronteras no sean alambres de hierro que pinchan, sino puentes de encuentro y de tránsito donde nos podamos decir todo lo que hoy nos hemos dicho. Vamos a trabajar por una sociedad más unida, alejado de la propaganda que quiere vender un producto tóxico cubierto de mentiras llamado: violencia. En fin, por una sociedad que sepa valorar y honrar tu nombre. Que sepa abrazarte, querida humanidad.

Quizás pido mucho, pero espero que cuando nos volvamos a ver. Hayamos cumplido con todo lo que hoy nos hemos dicho.

¡ y entonces me alegraré de verte!

 

Este mensaje representa nuestra participación en “Zubietatik ozenki, la virtud de un puente”. Hajar Samadi, presidenta de Bidaya, leia estas palabras durante el evento organizado  por Unesco Etxea dentro del marco inaugural de Donosti como Capital Cultural Europea 2016. ‪#‎Donostia2016‬

Primera jueza musulmana en EE.UU


Carolyn Walker-Diallo es la primera mujer musulmana que ha jurado acatar la Constitución de Estados Unidos tras colocar su mano en el Sagrado Corán.

En Estados Unidos y la mayoría de los países occidentales, políticos y miembros de los tribunales prestan juramento a sus posiciones colocando su mano sobre la Biblia. Sin embargo, la jueza Walker tomó su juramento de respeto a las leyes americanas frente al libro sagrado de su fe islámica, el Corán, mientras que también lleva un hiyab.

Todo alabanza es debida al Altísimo! Me siento muy honrada de que mi comunidad me haya confiado la inmensa responsabilidad de asegurar que todos tengan aviso y una oportunidad justa de ser oído en los pasillos de la justicia. El problema es que Estados Unidos no es una nación cristiana. Se supone que debe aceptar todas las religiones y ser una nación que acepta a las personas independientemente de su raza, religión, y ahora la orientación sexual. Si no permitimos que todos seamos iguales y libres, entonces perdemos la esencia que nos hace verdaderamente estadounidense” (palabras de Walker recogidas en su web)


CWC93ZTUkAAP5Z0

Fuente: moroccoworldnews.com

Comunicado #25N: #NiUnaMenos

El día 25 de noviembre no debería existir, pero existe, porque es el día internacional de la violencia contra la mujer.

Que este día haya recibido esta nominación, significa que en el mundo todavía persiste mucha y demasiada violencia contra las mujeres; violencia, ésta, que se manifiesta en todas las culturas y en todos los ámbitos de la sociedad, pues el machismo es universal y no conoce fronteras. En este caso, las mujeres musulmanas no somos una excepción, y es por ello por lo que decidimos sumarnos también a la campaña #NiUnamenos, aportando nuestro granito de arena y contribuyendo a hacer de este mundo un mundo libre de violencias.

El Islam y los musulmanes son objeto de acusación cuando se les atribuye todo tipo de estereotipos de mucho tirón mediático, como el de ejercer algo así como ¨una violencia de género exponencial dado el carácter de su propia religión”; un análisis que se posiciona más desde una perspectiva etnocentrista respecto aquello que tiene relación con ‘lo musulmán’.

Estas son afirmaciones con las que tenemos que lidiar en nuestro día a día las mujeres musulmanas, entre otras muchas cuestiones. Por desgracia, la violencia de género existe, tal y como hemos citado, debido al maltrato que ejercen hombres sin escrúpulos en todo el mundo; y, como es obvio, las sociedades musulmanas no son una excepción.

Pero si existen fórmulas y métodos para corregir actitudes machistas para poder luchar contra de la violencia de género y coeducar en valores. Ni más ni menos, desde el Islam. Para ello, debemos beber de su fuente original y recordar la figura del profeta Muhammad que hace ya más de 1437 años estableció las bases para construir una sociedad igualitaria y equitativa, protegiendo la dignidad de las personas, siendo la dignidad humana lo más sagrado en el Islam. No sólo realizó su misión con palabras, sino que él mismo fue un ejemplo extraordinario en pro de la defensa de los derechos humanos. Ello le costó mucho sufrimiento, al igual que Jesús – la paz sea con él, y otras referencias islámicas –, fueron personas sumamente preocupadas por mejorar la situación de las mujeres e hicieron todo lo posible para que la gente aprendiera a tratar con delicadeza y respeto a las mujeres.

Aprovechando un día como hoy, y contribuyendo al bien común como insta el Corán, conviene mencionar a las personas que desconozcan la esencia islámica o las personas musulmanas que la hayan olvidado, para ello he seleccionado unos de los dichos más famosos del profeta Muhammad donde queda reflejada la lucha contra la violencia de género en el Islam:

“El más completo de los creyentes es el que tiene el mejor carácter, y el mejor de vosotros es el que trata bien a sus mujeres”

Las niñas son modelos de simpatía, cariño, bendición”

“Ningún musulmán debe enfadarse con su mujer. Si alguna de sus cualidades os disgustan, habrán muchas otras cualidades que merecen vuestro aprecio.”

“Sólo sabe valorar a las mujeres el hombre afable; y sólo las maltrata el cobarde”

comunicado-img