EL PRECIO DEL POSTUREO ISLAMÓFOBO

Si antes para destacar en la sociedad necesitabas mucho tiempo, esfuerzo y energía para merecerte el mérito y la aprobación social, ya sea por la publicación de un libro, una investigación de una tesis doctoral después de 10 años de estudio e investigación, la creación de un medicamento que va a dar solución a una enfermedad determinada, la creatividad de un artista, la habilidad de un deportista o cualquier otro mérito que sea merecido.
Hoy en día, cualquier cosa vale para ganar fama: colgar un video haciendo “El gamba”, fotos íntimas pasadas por filtros de Snapchat acompañada de una frase de copia-pega (no vaya a ser que se vea un grano, una cana o la cara real), o conducir un Ferrari que has alquilado o te han dejado para ese momento de postureo y de “gloria” (Eso si no haces alguna locura en la carretera) o una lista muy larga de tonterías que ganan millones de reproducciones gratuitas. Dejarse seducir por aplausos fáciles de gente anónima, es fácil. Pero ¿a qué precio? ¿a costa de qué y de quién? Para hacer llegar un mensaje y destacar en las redes virtuales no hace falta pisar cabezas, desacreditar a los demás, o pisar a un colectivo que no tiene los medios suficientes para defenderse.
Mi crítica no es a la fama, ni a la falsa satisfacción que se gana con ese minuto de gloria del postureo. Por mí, como si alguien se graba tirándose de un pino, mientras no haga daño a los demás, cada cual es responsable de sus acciones y cada cual sabrá dónde y cómo gastar/invertir su tiempo, si en trabajar, en estudiar, en la familia, en regar sus plantas, en sacar a su mascota, en la educación de los/as hijos/as y todas esas cosas que se hacen en la vida de la realidad o en las redes virtuales o en todo a la vez. Y olé por quienes consiguen compaginar todo.
El problema no es este, el problema es cuando el postureo hace daño o se ceba con alguien, con un colectivo, sobre todo si es con una minoría. En este sentido me parece alarmante la islamofobia de la red social, hay mucho loco islamófobo suelto por ahí (y locas que también las hay) que se está cebando con todo lo que para él es: “lo musulmán” y “lo árabe”.

Y la gente que le sigue sin apenas ser consciente de lo que está haciendo es aplaudiendo bulos y difundiendo rumores, ¡cuidado! Que si lo dice twitter o whatasap es más creíble que la ciencia. Y si ya es imagen… es verdad, verdadera como la captura de alguna imagen de no sé qué país, y en no se cual contexto. Da igual. Lo importante es que rule. Y cuanto más rule, mejor. No que sea verdad. ¿Para qué? La verdad no interesa. Ya lo decían los alemanes de la época nazi: “basta que una mentira repetida adecuadamente mil veces, para que se convierta en verdad” ¿nos suena? Pues esto se fomenta cada vez que reproduces, das publicidad o difundes a un personaje que está ahí para dar la nota, para ganar fama al precio que sea.

Lo que interesa son los “me gusta” , el protagonismo para cubrir ese complejo de inferioridad o la falta de autoestima. Sino que alguien me explique porqué unos quieren dar la nota, pisando a los demás o aprovechando alguna situación.
Existe en la redes sociales una islamofobia brutal que ancha a sus campas inventado y difundiendo rumores que son fruto de una vieja islamofobia muy made-in-spain que ya conocemos : “que si los moros quieren invadir España” – “ que si a las mujeres nos cambian por camellos y nos obligan a vestir el velo” y chorradas varias, (que vale, que ya sois muy cansinos con lo del velo) o la nueva islamofobia: compartir y dar difusión a falsas noticias como por ejemplo: “que si un marroquí ataca a dos policías en Barcelona con un Kalasnicov” , siendo que el agresor es español hasta la médula, pero claro como tenía “pinta” de “moro” todo vale para difundir la desinformación, mejor dicho, mal-informar. Y así fue como se difundió en menos de 3 horas, más de 150.000 reproducciones en varias redes sociales. Un inciso: la noticia ha sido ya desmentida en La Gaceta. Pero, nos da igual, el daño, ya está hecho. La gente no se para a verificar, no hay tiempo, la dosis de islamofobia diaria ya está inyectada en las venas, los islamófobos no buscan ni se preocupan basarse en la verdad. Todo vale. Si no hay enemigos, a inventarlos. Todo por el aplauso fácil, el postureo, el dar publicidad a su medio, vender noticias, colarla… y quedarse tan pancho.
Mi objetivo en este artículo no es explicar los detalles y causas de la islamofobia porque para ello necesitaríamos varias conferencias y tocar varios factores que tienen que ver con la política internacional y la geoestrategia ( y no de religión ) porque la fobia no es al islam-académico verdadero, el del Corán ( ese aún no se conoce, porque las mayores obras islámicas, apenas están traducidas al español) más bien a un islam-popular mal practicado por algunos musulmanes o un islam-mal-contando y retroalimentado por gentucilla que sólo bebe de las tabernas de Twitter.
Tampoco mi crítica va dirigida al postureo, ya que a veces la tontería, hasta nos hace gracia. Más bien, lo que no podemos tolerar es el postureo ilícito e ilegal, que incita al odio. Y que además es delito y hay que denunciarlo. Si no, decirme cómo no reírse de la última payasada islamofóbica más tontuna del año: la de dos graciosillos de turno en Canadá, que para vivir del cuento y ganar seguidores, se disfrazan de supuestos “musulmanes” (claro, lo que no saben o ignoran es que de lo que iban eran disfrazados de saudíes, con abayas y niqab negro,- como no podía ser de otra manera – aunque me pregunto si ¿sabrán lo que es una abaya? ¿sabrán que no se puede tapar la cara dentro de la mezquita?) se graban y hacen llamamientos a entrar a mezquitas para supuestamente “espiar” a “los musulmanes” en plan inquisidores, porque claro con tanta propaganda y rumores anti-islam, igual creen que escondemos algo debajo de las alfombras de las mezquitas, igual encontrarían polvo y todo, vete tú a saber… Seguro que, si hubieran entrado por la puerta y con quitarse los zapatos hubiera sido suficiente, hasta les hubieran ofrecido un té, dátiles y lo que haga falta, porque así es como los/as musulmanes/as tratamos a los/as visitantes, con amabilidad, respeto y mucha hospitalidad. El huésped es sagrado. Pero claro, esto hubiera sido lo “normal”, y con eso, no se ganan seguidores en youtube, es más fácil el hacer el tonto, para vivir del cuento contando milongas al personal que se deja engañar. Porque si hicieran algo por la humanidad, no creo que tengan tiempo para estas tonterías.

Comunicado #25N: #NiUnaMenos

El día 25 de noviembre no debería existir, pero existe, porque es el día internacional de la violencia contra la mujer.

Que este día haya recibido esta nominación, significa que en el mundo todavía persiste mucha y demasiada violencia contra las mujeres; violencia, ésta, que se manifiesta en todas las culturas y en todos los ámbitos de la sociedad, pues el machismo es universal y no conoce fronteras. En este caso, las mujeres musulmanas no somos una excepción, y es por ello por lo que decidimos sumarnos también a la campaña #NiUnamenos, aportando nuestro granito de arena y contribuyendo a hacer de este mundo un mundo libre de violencias.

El Islam y los musulmanes son objeto de acusación cuando se les atribuye todo tipo de estereotipos de mucho tirón mediático, como el de ejercer algo así como ¨una violencia de género exponencial dado el carácter de su propia religión”; un análisis que se posiciona más desde una perspectiva etnocentrista respecto aquello que tiene relación con ‘lo musulmán’.

Estas son afirmaciones con las que tenemos que lidiar en nuestro día a día las mujeres musulmanas, entre otras muchas cuestiones. Por desgracia, la violencia de género existe, tal y como hemos citado, debido al maltrato que ejercen hombres sin escrúpulos en todo el mundo; y, como es obvio, las sociedades musulmanas no son una excepción.

Pero si existen fórmulas y métodos para corregir actitudes machistas para poder luchar contra de la violencia de género y coeducar en valores. Ni más ni menos, desde el Islam. Para ello, debemos beber de su fuente original y recordar la figura del profeta Muhammad que hace ya más de 1437 años estableció las bases para construir una sociedad igualitaria y equitativa, protegiendo la dignidad de las personas, siendo la dignidad humana lo más sagrado en el Islam. No sólo realizó su misión con palabras, sino que él mismo fue un ejemplo extraordinario en pro de la defensa de los derechos humanos. Ello le costó mucho sufrimiento, al igual que Jesús – la paz sea con él, y otras referencias islámicas –, fueron personas sumamente preocupadas por mejorar la situación de las mujeres e hicieron todo lo posible para que la gente aprendiera a tratar con delicadeza y respeto a las mujeres.

Aprovechando un día como hoy, y contribuyendo al bien común como insta el Corán, conviene mencionar a las personas que desconozcan la esencia islámica o las personas musulmanas que la hayan olvidado, para ello he seleccionado unos de los dichos más famosos del profeta Muhammad donde queda reflejada la lucha contra la violencia de género en el Islam:

“El más completo de los creyentes es el que tiene el mejor carácter, y el mejor de vosotros es el que trata bien a sus mujeres”

Las niñas son modelos de simpatía, cariño, bendición”

“Ningún musulmán debe enfadarse con su mujer. Si alguna de sus cualidades os disgustan, habrán muchas otras cualidades que merecen vuestro aprecio.”

“Sólo sabe valorar a las mujeres el hombre afable; y sólo las maltrata el cobarde”

comunicado-img

 

 

 

 

Comunicado sobre últimos atentados de Francia

La asociación de mujeres musulmanas Bidaya condena de manera rotunda los atentados de París. Una vez más alzamos la voz en contra del terror, la barbarie y la sangre derramada gratuitamente.

Decimos no a todo tipo de violencias, vengan de donde vengan. A la vez expresamos nuestro más sincero pésame a las familias de las víctimas. No sabemos porqué estos terroristas están actuando en nombre “de Allahu Akbar” Allahu Akbar significa, que Dios es Inmenso. E inmensa su Misericordia y compasión.

La vida humana es muy cara ante Dios. Dios el que da la vida y nadie tiene derecho a quitar la vida de criaturas creadas por Dios. Por eso, no nos cansaremos de condenar el terrorismo basándonos en las fuentes islámicas.

Condenamos el terrorismo y a la vez la manipulación de nuestras fuentes sagradas. Condenamos todo tipo de guerras y todas las injusticias que está sufriendo la humanidad, aunque unas vidas estén más presentes en las cámaras que otras.

Queremos transmitir que una vez más toda la sociedad debemos de unir fuerzas e implicarnos en contra del odio, los radicalismos, las violencias en todas sus formas desde todos los ámbitos de la sociedad.

Tal es así, que desde bidaya nos hemos manifestado en varias apariciones públicas desde un principio al igual que el resto de las organizaciones y federaciones islámicas para mostrar el contundente rechazo al autoproclamado “Daesh” y sus seguidores, por sembrar el terror y la violencia y por atentar contra la integridad de los pueblos y la unidad y convivencia pacífica de los musulmanes y musulmanas.

Finalmente, desde musulmanas bidaya, esperamos que las autoridades policiales hagan su labor de la mejor manera posible para que la ciudadanía francesa recupere la normalidad y la paz que nadie podrá arrebatar. Por que todos y todas merecemos vivir en un mundo mejor.

RIBBON UP

En Bilbao,

La junta Directiva de Bidaya

mail: bidayaelkartea@yahoo.es

No quieren que se los estigmatice o que se confunda el islam con los extremismos de los últimos años

Hajar Samadi, a la derecha junto al presidente de la Asociación de Jóvenes Musulmanes a nivel estatal, Mohamed Said Alilich, en Vitoria.eldiarionorte Euskadi

Los hermanos Kouachi, responsables de la matanza del semanario satírico ‘Charlie Hebdo’, han devuelto a la actualidad a los musulmanes pero para ponerles bajo sospecha. Todo lo que huele a mezquitas, imanes o Alá despierta recelos por la tendencia a vincular el terrorismo yihadista con el mundo islámico. El fenómeno islamofóbico se extiende y los musulmanes se sienten señalados. No quieren que se los estigmatice o que se confunda el islam con los extremismos de los últimos años, porque “esos terroristas- insisten- no son parte del Islam”.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Musulmanas Bidaya, Hajar Samadi, una de las personas más activas en Euskadi en la lucha contra  la islamofobia y el presidente de la Asociación de Jóvenes Musulmanes de España, Mohamed Said Alilich, experto en religión islámica, han ofrecido una conferencia en Vitoria-Gasteiz bajo el título “Islam en Europa ¿Podemos convivir?”. El acto lo ha organizado el colectivo Gora Gasteiz. Seguir leyendo

Articulo completo: http://www.eldiario.es/norte/euskadi/musulmanes-levantamos-manana-ganas-inmolarnos_0_375862516.html

El Islam condena cualquier terrorismo, intervención en ETB1

Desde la asociación de Mujeres Musulmanas Bidaya agradecemos a la ETB, que es la televisión pública vasca de darnos la oportunidad de condenar una vez más todos los terrorismos y sin apellidos. Hajar Samadi denuncia y condena una vez más los atentados de París y Dinamarca. En sus palabras “La comunidad musulmana no nos sentimos identificados con terroristas invoquen a quien invoquen”. Además en el vídeo se hace especial mención a aquellas personas anónimas que mueren a diario y pasan desapercibida a causa de ataques islamófobos.

Desgraciadamente la violencia no conoce fronteras. Pero todos y todas debemos de ser responsables en nuestro lenguaje. Hajar critica la hipocresía mediática cuando las víctimas de terrorismo son las propias personas musulmanas. Expone el caso de tres jóvenes americanos (musulmanes) a manos de un hombre ateo. Critica el hecho de que hayan pasado desapercibidos por los medios occidentales y el asesino es mostrado como un “tarado mental” , y las víctimas como simples musulmanes, cuando eran tres jóvenes americanos fundadores de ONGs que se dedicaban a a la ayuda humanitaria.

A modo de conclusión, en el vídeo se deja claro que ” Las personas musulmanas somos ciudadan@s del mundo, y como tales, todo lo que perjudica a la sociedad nos perjudica y todo lo que beneficia a la sociedad nos beneficia” “L@s musulmanes, somos estudiantes, trabajadores, vecino@s, profesores etc… por eso es importante en estos momentos de tensión mantener la coherencia y que todas las personas de la sociedad desde su ámbito tiene la responsabilidad de trabajar a favor de todas las personas, sin excluir ni estigmatizar a ningún colectivo.

Por último el video concluye explicando las estrategias de respuesta al fenómeno del odio por racismo e islamofobia que está desarrollando la comunidad musulmana en Euskadi para hacer frente a cualquier causa que pueda perjudicar la convivencia positiva que se ha vivido hasta ahora, y además se afirma que en general en Euskadi hay muy buena actitud hacia el Islam, pero hay que seguir trabajando para aclarar conceptos ya que vivimos en mundo globalizado, y la confusión también se globaliza.

PALABRA DE MUSULMÁN

MUSULMANES DE EUSKADI DECIMOS ” NO EN MI NOMBRE ” tras los ataques de París

Tres musulmanes que viven en Euskadi exhiben sus propios lemas tras los ataques de París.
MIRA los moros lo que estáis haciendo”. Se lo han dicho en el colegio a las amistades de Hajar Samadi y ella, una joven marroquí afincada desde hace 26 años en Eibar, no termina de entenderlo. “Dos franceses cometen un atentado en París y aquí, en el País Vasco, te dicen eso. Pero qué moros ni qué nada, si eran huérfanos, educados en la escuela pública francesa. Pues que Francia se responsabilice de quien ha criado. ¿Nosotros qué tenemos que ver?”, pregunta indignada. El reguero de sangre que tiñó la semana pasada la capital gala parece haber salpicado, por su autoría yihadista, a la comunidad musulmana. “Estoy muy enfadada. Primero, porque son barbaridades totalmente denunciables y condenables que no se deberían hacer y, segundo, porque se nos está preguntando y pidiendo explicaciones por algo que nos es ajeno”, subraya. Al igual que ella, otros dos musulmanes nacidos en Euskadi manifiestan con lemas de su puño y letra su postura y reivindicaciones.

“Somos las víctimas, no los responsables”

 

Dice Hajar Samadi que eso de vincular islam y terrorismo es tan viejo como el 11-S y que los vascos han sufrido algo similar en sus propias carnes. “Apoyar la independencia no significa ser terrorista. Pues esto es lo mismo”, afirma y responsabiliza, en parte, a los medios de comunicación. “Cuando aquel hombre mató a dos mujeres en Bilbao, ¿se le exigió a la comunidad shaolín condenar? La prensa se cuidó muy bien de decir que era un falso shaolín. A ver cuándo hacen lo mismo con los musulmanes. Lo digo porque hay periódicos que parece que tenían preparados artículos islamófobos al día siguiente”.

Los ataques de París, las ejecuciones retransmitidas públicamente por el Estado Islámico… Invoquen a quien invoquen, se llamen como se llamen, Hajar no se da por aludida. “Esas personas con nombre y apellidos se responsabilizarán de esos delitos. Los musulmanes no somos los responsables, somos víctimas doblemente por las atrocidades que están sufriendo diferentes países musulmanes y por la islamofobia”, lamenta y anima a quien tenga dudas al respecto a leer su libro sagrado. “Quien quiera puede abrirlo para ver realmente lo que dice la prensa y lo que dice el Corán”.

Convencida de que detrás de estos trágicos episodios “hay sucia política internacional, que no tiene nada que ver con la religión”, Hajar considera “ridículo” que se cometa un atentado por unas caricaturas con las que ella ni siquiera se identifica. “No se tiene que atentar por nada y menos por una pintura. Esas representaciones no tienen nada que ver con el islam y yo soy de las personas que las ignoran. En cualquier caso, las que se sientan ofendidas pueden denunciarlo por las vías legales”, les conmina. Mucho más crítica se muestra con la portada de Charlie Hebdo en la que un manifestante musulmán trata de frenar en vano con el Corán las balas del ejército egipcio. “¿Eso es libertad de expresión o una burla hacia los 149 manifestantes que fueron fusilados por la dictadura egipcia y sus familias? Eso sí que me ofende. Respetamos la libertad de expresión y, además, hay que fomentarla, pero no a base de herir sensibilidades y de burlarse de otras personas”, censura.

Trabajadora social, Hajar preside la Asociación de mujeres musulmanas Bidaya, estudia en la Uned y está perfectamente integrada en Euskadi. “No tengo ningún problema de convivencia. La gente me entiende y me apoya”, asegura. No obstante, es consciente de que “ciertos sectores ultraderechistas” no miran a las personas originarias de otros países con buenos ojos. “En campaña electoral es normal. Hace cuatro años el anterior a Maroto también dijo no sé qué barbaridad contra los inmigrantes. Allá ellos con su discurso y nosotros con el nuestro. La realidad y la convivencia nos darán la razón”.

“El dolor es real, lo demás hay que ponerlo en solfa”

Articulo completo: http://m.deia.com/2015/01/18/mundo/palabra-de-musulman

NOTA SOBRE LA CUESTION DEL VELO EN LAS PISCINAS

Desde la Asociación de mujeres musulmanas AL – Bidaya hacemos publico este comunicado despues de haber sido invitadas por varios medios de comunicacions para el debate sobre el velo en las piscinas.

Las mujeres que conformamos las entidades firmantes somos vecinas de muchos municipios vascos y participamos en la construcción de una Euskadi plural y diversa. Creemos en ella y consideramos que la diversidad ya es un hecho en Euskadi. Esta nueva realidad requiere de la generación de políticas específicas en materia de diversidad que hagan posible la convivencia en igualdad de derechos y deberes. 

Lo acontecido ayer en las piscinas públicas de Gamarra nos plantea una situación compleja que estamos analizando desde diferentes colectivos que formamos parte de esta sociedad y que nos podemos ver afectadas y afectados por normativas como la que plantea el señor Maroto.  En este sentido y con el objetivo de trabajar internamente en la construcción de vías que permitan una convivencia normalizada sin discriminación de ninguna índole, preferimos mantenernos al margen de pronunciamientos públicos. Asimismo, apelamos a la responsabilidad social de todos los medios de comunicación y pedimos respeto por la intimidad de la mujer que ha sido fotografiada sin su consentimiento en un espacio público.

LA JUNTA DIRECTIVA

 10 de junio de 2014