8 de Marzo, tu día, son todos los días del año.

Hoy no necesitamos felicitaciones ni flores por ser un día marcado. No necesitamos carteles, ni aplausos ni políticos posando en las fotos, sólo por ser 8 de marzo. Hoy necesitamos más que nunca igualdad basada en una equidad real y trabajar para acabar con las desigualdades.

El día de la mujer nos recuerda que aún la pobreza en el mundo sigue siendo padecida mayormente por mujeres,  que el analfabetismo entre gran parte de las mujeres Africanas y Asiáticas aún es una tarea pendiente, necesitamos recordar al mundo que las mujeres Palestinas siguen dando a luz en condiciones infrahumanas, que el bloqueo de Gaza sigue vigente y que aún su población carece de los derechos más básicos y fundamentales señalados en todos los tratados internacionales que hacen referencia a los derechos humanos. Hoy, también necesitamos recordara las mujeres Sirias, y hacer un llamamiento a la cordura, porque mientras las luchas por el poder avanza, la población sigue sufriendo todo tipo de vejaciones y abusos, como por ejemplo niñas y niños que mueren congeladxs por el frío, por no tener mantas.

Hoy necesitamos recordar a las mujeres Iraquíes y sus diferentes historias, a las mujeres Afghanas que iban a ser “liberadas” de sus burkas en el nombre de la “libertad”, pero que todo acabó en búnkers y que su situación ya no es noticia, hasta que vuelven a ser noticia para según que discurso islamófobo.

Hoy necesitamos recordar al mundo que hay que poner fin a la trata de las mujeres y acabar con las mafias que las esclavizan, aunque esas mafias se vistas con traje. Hoy necesitamos recordar que el destino de miles de turistas adinerados siguen siendo países pobres donde se explota y se abusa de las niñas, marcándolas y destrozando su vida desde la infancia, para volver a su país de origen asacarse la foto para un 8 de Marzo.

Hoy necesitamos recordar que el último informe sobre la violencia de género en los países europeos delata cifras alarmantes y que aún queda mucho por hacer para remediarlo. Por eso hoy no necesitamos postales ni regalos, hoy hay que valorar el trabajo de todas las mujeres en el mundo y los logros que se han conseguido después de aquel incendio en la fábrica textil Americana y que marcó el día internacional: 8 de Marzo. Pero también es necesario mencionar que la llama de esa fábrica aún no se ha apagado. Porque aún se siguen muriendo mujeres en fábricas textiles en Bangladesh, en el último incendio fallecieron más de un millar de personas en abril de 2013, son fábricas que carecen de condiciones de seguridad necesarias para un trabajo digno ( por cierto que producen para el mundo de la esclavitud de la moda y las pasarelas) en esta línea cabe mencionar que  hoy siguen cobrando las mujeres marroquíes 120 euros mensuales por trabajar 9 horas diarias en el sector textil, principalmente mujeres huérfanas, viudas o solteras que no tienen ningún tipo de ayuda del estado.

Hoy podríamos recordar también a las mujeres del mundo y aún así nos quedaría mucho por recordar, como en su día recordó el profeta Muhammad  ( la paz sea con él)  “Tratar bien a las mujeres”  así que obremos todos y todas con equidad, seamos hermanos y hermanas como indica el Islam, porque Allah ama a quienes obran con equidad (Corán, 49:9)

y finalmente sobre todo recordar a todas esas mujeres anónimas que luchan a diario por sacar adelante a los suyos sin escuchar ese “gracias” a cambio. A todas las madres, a las abuelas, a las mujeres que padecen enfermedades y las que cuidan de nuestros mayores en silencio, a las amas de casa, trabajadoras…8 de Marzo son todos los días del año.  Y aunque la historia no escriba tu nombre, habéis sembrado lo que ante Dios ( Allah) algún día encontrareis sin dudarlo.

Hermanas, tu día, son todos los días del año.

Anuncios