:: FELIZ AÑO 1432 ::

Assalam Alaikum hermanas/os


Os deseo un feliz año 1432. Que sea, inshaa Alah, un año de progreso en el camino hacia Alah, de sabiduría y bendiciones, de Taqwa y muchos logros, de éxito en todos los niveles. 

Que Alah (s.w.t) nos acoja en su misericordia, nos acompañe en cada paso, nos abra las puertas del bien, y nos perdone nuestras faltas y debilidades.

Que Alah nos utilice para transmitir su Dín y defender la justicia, sin perder el rumbo ni desviarnos, hasta el último momento de nuestras vidas. 

Que Alah (s.w.t) bendiga nuestra hermandad, la proteja y la fortalezca más y más. Y nos conceda la sinceridad y la intención de adorarle, en cada acción, en cada palabra, en cada idea, en cada sentimiento y en cada respiro.

Estos días, más que en cualquier otra época del año, debemos reservarnos unos momentos cada día para recapacitar y reflexionar, hacer una evaluación del año anterior y plantearnos objetivos desafíantes para este nuevo año que iniciamos.

Una autoevaluación sincera, objetiva y exigente. Lo más parecida al día de la evaluación final, cuando nos presentemos ante ALAH (s.w.t) a juzgarnos por nuestras acciones, nuestros bienes, nuestro tiempo y nuestro conocimiento… 

El día en el que ni el dinero ni la descendencia servirán de nada. Excepto aquél que vaya a Alah con un corazón sano” (Corán)

Tras esa “Autoevaluación”, aunque breve, superficial y poco objetiva…

Lo más seguro es que lleguemos a sentir mucha pena, desolación, inquietud y arrepentimiento… por los momentos perdidos, por los bienes malgastados, por los deseos mundanales y efímeros… Por tantas ocasiones perdidas, de demostrarle a Alah (s.w.t) que a él solo nos sometemos, ni a nuestro placer ni a ningún otro poder. 

El arrepentimiento, si es real y sincero, produce mucha energía, la energía da fuerza, y la fuerza levanta la voluntad. 

La voluntad firme de vivir una vida “diferente”, porque tenemos una creencia “diferente” que nos da una visión de la existencia “diferente”, y aspiramos a algo “diferente” a lo que la mayoría de la gente piensa y sigue. 

Aspiramos a vivir “la vida REAL” en el más allá. Aspiramos a disfrutar y descansar en “Al Yannah”. Para ello, hay que abandonar el descanso aquí, hay que trabajar y luchar duro para lograr algo tan grande y tan serio. 

Nuestros corazones descansan en la seguridad de que Alah (s.w.t) está a nuestro lado, nos apoya y nos guía… Tenemos la certeza de que cada esfuerzo que hagamos fi sabililah, merece la pena y tendrá una recompensa… Entendemos que cualquier sacrificio para agradar a Alah (s.w.t) es poco.

Empecemos, pues, un año “diferente”, de cambio y compromiso. Tengamos la fe y la voluntad para seguir adelante, firmes sobre el camino de Alah, sin retroceso y sin cesiones. 

Empecemos al año 1432 desde “La hégira” con una emigración hacia Alah (s.w.t) y su mensajero (s.a.s). 

Emigremos de la comodidad a la actividad, del pesimismo al optimismo, de la debilidad a la fuerte voluntad, del placer al sacrificio, del egoísmo a la hermandad, de los miedos a la plena confianza en Alah y la absoluta entrega a su propósito. 

Pedimos a Alah (s.w.t) que nos perdone y no nos abandone, nos de la ambición y la fuerza, necesarias para superar todas las dificultades y romper todos los obstáculos. Que vacíe nuestros corazones de miedos e “ídolos”, y los mantenga vinculados a Él, llenos de imán, taqwa y amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s