“Considero muy positivo que las mezquitas se abran al exterior y estén abiertas para todo el mundo”

Iñaki Vicente, Presidente de Islamaren Adiskideak, nos habla al hilo de las I Jornadas Culturales sobre el Islam en Vitoria-Gasteiz

Entrevistas – 08/11/2010 2:28 – Autor: Redacción – Fuente: Webislam
Iñaki Vicente, Presidente de Islamaren Adiskideak
Iñaki Vicente, Presidente de Islamaren Adiskideak

Estamos con José Ignacio Vicente Garate, más conocido por Iñaki Vicente o Muhammad Vicente. Este vizcaíno nacido en Basauri es el presidente de la recién creada asociación Islamaren Adiskideak (Amigos del Islam). Tras estudiar el Islam en varios países de África y Asia volvió a Euskadi donde ha participado en la creación e impulso de algunas de las principales mezquitas vascas.

1. ¿Cuáles son los objetivos y quiénes forman parte de Islamaren Adiskideak?

Islamaren Adiskideak, se creó para dar a conocer el Islam en la sociedad vasca. En nuestra sociedad el Islam va asociado a la renta básica, la exclusión, la inmigración… No se conoce por tanto el Islam ni se le reconoce como algo autóctono, si bien existe ya una segunda y tercera generación de musulmanes, nacidos o criados en nuestro país que trabajan en nuestras empresas, hospitales, poseen un doctorado, hay profesores en nuestro sistema educativo, otros trabajan en la administración incluso mujeres con velo…

Estos musulmanes, en el entorno en el que trabajan, estudian y viven son gente normal, estimada y querida, pero tienen que vivir y convivir en una sociedad que los juzga por sus nombres y los identifica como extranjeros e inmigrantes. Y son estos musulmanes los que le preguntan a esta sociedad “¿cuándo reconocerá Europa lo que le debe al Islam de España?”, porque los musulmanes no son una carga, sino personas que realizan una aportación a la sociedad.

Por eso en Islamaren Adiskideak interactúan musulmanes y no musulmanes, aconfesionales y de otras religiones que han creído en Islamaren Adiskideak como un proyecto para que la religión sea una herramienta positiva para la construcción de la sociedad y no para su destrucción. Esta asociación abraza a los inmigrantes y a los autóctonos, en castellano Islamaren Adiskideak quiere decir “las amistades del Islam”.

2. El País Vasco parece un lugar relativamente tranquilo respecto a las polémicas que se viven en otras Comunidades Autónomas (construcción de mezquitas, hiyab…) ¿Cuál es la situación de los musulmanes en el País Vasco?

La leyes autonómicas del País Vasco, son leyes con más reconocimiento social de las cosas que las leyes españolas. El ejemplo lo tenemos en la aplicación del Convenio de 1992 entre el Estado y la Comunidad Islámica de España, que si lo comparamos con el Estatuto de Autonomía de Euskadi veremos que tenemos leyes más avanzadas para realizar nuestro Convenio, solo tenemos que adaptarlo.
Un ejemplo de esto es el Convenio de los trabajadores de la construcción de Gipuzkoa en el que las fiestas islámicas están contempladas como fiestas oficiales. Esto significa un importante paso para poderlas reconocer en los demás Convenios y hacer que sea una cosa normalizada en la sociedad.

A su vez, la tranquilidad social que tenemos en el País Vasco hacia el Islam no lo notamos en otras autonomías del Estado. Por ejemplo el velo en los colegios en Euskadi es normal y nunca ha habido polémicas. Bien es cierto, que estamos a punto de que se importen de fuera estas polémicas por parte de personas, que se dicen laicas, con dudosa educación sobre las leyes vigentes. En realidad no saben que la laicidad es respeto, ellos la entienden como prohibición enfrentamiento y alarma social.

Como ejemplo de convivencia y respeto me gustaría mencionar una situación vivida hacia 1520 en la universidad de Toledo. Allí existían tres rectores uno judío, otro cristiano y otro musulmán y eso sí es un ejemplo de convivencia interreligiosa. Esto actualmente, con los conceptos de nuestra sociedad, parece impensable, pero podría ser posible, eso es lo que tiene que pensar nuestra sociedad si evolucionamos o retro-evolucionamos.

Sobre las mezquitas, el problema es que la competencia en religiones es del Estado, por lo que las mezquitas se abren como entidades socio-culturales y si están registradas en el Ministerio de Justicia son entidades religiosas. No obstante, para los técnicos y políticos autonómicos, que no se acuerdan de las leyes que desde 1978 dicen que somos aconfesionales, tiene que haber suelo para todas las entidades religiosas, pero en realidad solo hay para una… Actualmente a una mezquita se le exigen los mismos requisitos que a una sala de fiestas, requisitos que no se exigen a los templos católicos. En la apertura de la mezquita se plantean cuestiones y se exigen aseos, servicios… pero no así en los templos católicos, cuando en realidad, las personas que acuden a una mezquita o a una iglesia tienen las mismas necesidades fisiológicas.

3. ¿Cuántos musulmanes existen en el País Vasco y cuáles son sus características?

En Euskadi en los tres herrialdes (“provincias”) existen unas 35.000 personas de tradición islámica, que practiquen Islam unas 15.000. Los cada vez más numerosos autóctonos y las nuevas generaciones crecidas en Euskadi, unas 5.000 personas, son las que están haciendo que el Islam tenga la presencia que se merece. Es verdad que en algunos casos se encuentran con muchos problemas ya que la sociedad, lamentablemente, presta más atención al que no entiende el idioma y no comparte la sociedad que al que puede explicar el Islam como es, y no un Islam tribal y nacionalista que nada tiene que ver con la sociedad vasca y europea.

4. ¿Cuáles son las dificultades que tiene que afrontar un musulmán vasco en su vida diaria?

Primero, su nombre de pila que crea en ocasiones una incomprensible extrañeza al decir, con total libertad, que es musulmán, ya que para mucha gente ser musulmán es sinónimo de ser extranjero y te miran como a algo raro. Otros te preguntan si tienes familiares o antepasados en países de África. Por ejemplo, cuando era el presidente de la Mezquita de Bilbao y llamaba a una institución y me identificaba como el Presidente de la comunidad islámica me pasaban directamente con el Departamento de Inmigración. En cualquier iniciativa o consulta con entidades sociales siempre nos atendía el Departamento de Inmigración. Esto significa que yo he inmigrado socialmente al aceptar el Islam en mi país, ya no pertenezco a mi país, porque por confesión religiosa soy inmigrante diga lo que diga la Constitución.

5. ¿Qué apoyos recibís de otras comunidades religiosas ante estas dificultades?

Hay entidades religiosas en las que se han creado mesas de diálogo interreligioso y que poco a paco vamos consiguiendo que se reconozca el Islam como algo normal en Euskadi. Estas mesas tienen como objetivo promover un diálogo entre religiones, pero entre ellas existen muchas diferencias. Entre ellas, y por ejemplo,
una religión, la católica, cuenta con todo el apoyo económico del Estado aconfesional, algo que no tienen las demás religiones y que va en contra de lo que reconocen las leyes, que son por otra parte poco conocidas por los habitantes y votantes ciudadanos de este Estado en el que son votantes.

Islamaren participa en dos mesas en este momento. La primera en el Centro Ellacuria llamada DIAR (Diálogo Interreligioso Aceptación Respeto) se trata de una iniciativa que valoramos muy positivamente, así como todo el apoyo que nos presta el Centro Ellacuria para la cesión de salas para reuniones, conversaciones con instituciones en la ciudad… Otra mesa de diálogo interreligioso en la que tenemos grandes esperanzas depositadas es la organizada por Unesco Etxea. Es un trabajo lento que requiere superar muchos estereotipos para evitar crear situaciones en las que unos se crean superiores y otros inferiores.

6. Los próximos días 9 y 11 de noviembre se celebran en Vitoria-Gasteiz las primeras jornadas co-organizadas por Islamaren Adiskideak. ¿Qué resultados esperáis obtener con la celebración de las jornadas?

Lo mas importante, que la ciudadanía de Vitoria sepa qué es el Islam y qué son las mezquitas, cuál es el papel que deben cumplir y cuál es el que cumplen según las circunstancias. Considero muy positivo que la gente conozca lo que se hace dentro de ellas y que las mezquitas se abran al exterior y estén abiertas para todo el mundo, tienen que desaparecer los recelos. Pero esto no se comprende, lo que imposibilita que las mezquitas tengan un papel más importante en la resolución de ciertos problemas sociales y de orden público.

Las mezquitas han crecido en poco tiempo en la ciudad pero esto no ha tenido ningún eco en la sociedad de Vitoria-Gasteiz. Ha habido alguna protesta aislada por parte de gente que no las comprende, pero que tampoco se acerca a ellas. Creo que la idea que surgió hace unos años de un centro islámico en Vitoria, en vez de tantas mezquitas, hubiera sido un gran paso para la normalización del Islam en la ciudad. Pero dejo que sean los musulmanes vitorianos quienes valoren qué esfuerzo realizó cada uno y por qué no se consiguió.

7. Como has mencionado anteriormente, existe una importante proporción de musulmanes que han nacido en el País Vasco. ¿Existen cursos en las mezquitas vascas para aprender árabe y promover un ocio entre los jóvenes que respete los principios del Islam?

Claro que existen y aunque tenemos que lidiar que las mezquitas estén lideradas algunas veces por personas que las sienten como algo de su pueblo, no de la sociedad, y que estén respaldadas por entidades que ni los entienden ni les interesa que progresen, sino que están interesados en que sigan cometiendo errores. Así no vamos a ninguna parte.

Un ejemplo: la Mezquita Al Sunna tiene en la ciudad a más de cien niños aprendiendo árabe y Coran todos los fines de semana, en unas condiciones que dejan mucho que desear pero que con fe y con intención se consigue llevar adelante.

Se dan clases de castellano todos los fines de semana el la Mezquita Al Noor y las clases de castellano, como las de árabe y en un futuro las de euskera, no son solo para los musulmanes, sino para todo el que tenga interés. El Islam tiene que ser una herramienta positiva para la sociedad de Vitoria.

Por otra parte, también se han dado cursos a la policía municipal y nacional.

En otro orden de cosas podemos hablar de las clases de religión e historia del Islam que se dan por ejemplo en los colegios de primaria, desde hace tres cursos en Bizkaia. En Álava no se han podido comenzar porque el MEC no ha aceptado a los profesores que se han presentado, a pesar de que en Vitoria hay más de 500 niños musulmanes escolarizados. Existe al respecto un gran desconocimiento. Estas clases no son solo para los musulmanes, sino también para que los padres que lo deseen envíen a sus hijos a que conozcan la religión de sus compañeros de juegos, estudio, vecinos…. Quizá así podrían superarse muchas de las incongruencias de esta sociedad que van a heredar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s