he comprendido que esta tierra no es mi fin, si no el medio para llegar a mi fin.


st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

 

Salma Quintela Baldelomar.

La Paz – Bolivia.

Como mujeres musulmanas no tenemos tanto poder de momento, para contrariar estos los ataques publicitarios en nuestra contra, solo nos quedan dos caminos:

1 – Uno es enfrentarnos activamente de acuerdo a nuestra capacidad presentando nuestra verdadera posición en el Islam, bajo cualquier medio posible, radio, televisión, panfletos, escritos, etc.

2 – El segundo camino y el mas eficaz es demostrar con nuestra práctica la maravilla que el Islam puso a nuestras vidas, ser un buen modelo de musulmanas, es así que nuestra práctica se diseminará al igual que un fragancioso perfume y disminuirá el efecto de aquella mala y errónea información.

Soy musulmana boliviana, abracé el Islam hace un poco mas de un año, dentro del Islam encontré una posición elevada me siento parte fundamentar y una pieza importante dentro del rompecabezas de mi sociedad.

El Islam me enseñó que debo ser una mujer preparada con educación para dar una enseñanza correcta a mis hijos que serán la futura sociedad basada en buenos principios, respeto y lealtad. He aprendido a ser ordenada y poner prioridad a distintos asuntos, a trabajar dignamente, he encontrado fácilmente la solución correcta frente a un problema ya que en el Islam NO EXISTE NINGUN MANDATO POR MAS INSIGNIFICANTE QUE FUESE QUE NO GOCE DE SABIDURIA Y LOGICA.

En este año no he llevado una vida anclada en lo material, a crecido mi seguridad en todos los aspectos, tengo una creencia firme que el futuro de la humanidad esta en la armonía y la paz, que solo se encuentra en el Islam.

 Me he sentido respetada no sólo entre los hombres de mi comunidad, si no también ente aquellos que no son musulmanes, el hecho de llevar el velo en la cabeza no me oprime por el contrario me da libertad.

Muchos de mis amigos me han preguntado el porque he cambiado tanto, la respuesta es sencilla, no he cambiado “HE ORDENADO MI VIDA” he dejado de lado aquello que me oprimía en vida, para aferrarme aquello que deja en libertad mi alma. En ningún momento me he sentido humillada, ni bajo el yugo o el mandato de un hombre, por el contrario he aprendido mis derechos y a valorarme como MUJER, e aumentado mi dignidad, me hice mas fuerte y dispuesta a luchar para vencer obstáculos y aumentar mis objetivos para llegar a  cumplir mi meta, he comprendido que esta tierra no es mi fin, si no el medio para llegar a mi fin.

Y lo mas importante en el Islam encontré al Dios Verdadero, que no es ningún hombre ni ninguna representación humana, ni que visitamos sólo los domingos en misa, o de algún sábado de alabanza, con el Islam tengo a Dios cada segundo de mi día, en mi mente y en mi corazón, en cada palabra que digo, cuando empiezo cada acción, la empiezo en Nombre de Dios, en el cuidado de mi ropa, en lo escogido de mi alimentación en cada pensamiento antes de saciar mis pasiones terrenales esta Dios, Alabado sea Dios y su Nombre que perdone mis errores en esta vida y me Agracie en la otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s