La difamación


Lamentablemente, hay personas que han tomado como hábito las conjeturas y la difamación, hábitos que han llegado a ser parte inseparable de sus vidas, tales como alimentar sospechas sobre los demás, entrometerse en los asuntos de otros o intentar enterarse de asuntos privados que no les conciernen y calumniar: cotillear y hablar de los demás a sus espaldas.

En las enseñanzas del Corán no hay lugar para esta clase de comportamiento impropio y Allāh(SWT) ordena a los creyentes que lo eviten:

¡Oh vosotros que habéis llegado a creer! Evitad la mayoría de las conjeturas [sobre otra gente] – pues, ciertamente, una parte de [esas] conjeturas es [en sí] pecado; y no os espiéis unos a otros, ni murmuréis unos de otros. ¿Le gustaría a alguno de vosotros comer la carne de su hermano muerto? ¡Os resultaría repugnante! Y sed conscientes de Dios. ¡Realmente, Dios acepta el arrepentimiento y es dispensador de gracia! (Sura Las habitaciones privadas 49: 12)

[El Corán iguala a la habladuría (chisme o difamación) con el consumo de la carne de un hermano muerto.]

Anas ibn Malik relató que el santo Profeta Muhammad(saws)dijo:
“En la noche de mi ascenso al Cielo (Mirách) pasé junto algunas gentes cuyas uñas eran de cobre y estaban arañando sus rostros y pechos con ellas. Pregunté al ángel Gabriel: ¿Quiénes son ellos? Y respondió: Éstas son gente que solía comer la carne de otros hombres al poner en duda su honor y respetabilidad.”
Abu Daud

Abu Huraira relató que el Profeta Muhammad(saws)dijo:
“¿Sabéis lo que es difamar?”
Y le fue respondido: “Alá y su mensajero lo saben mejor.” Entonces él dijo:
“El decir algo sobre su hermano y que le disgusta.”
Alguien preguntó: “¿Pero si mi hermano es tal como lo digo?” Él respondió:
“Y si él fuera como decís, entonces sois culpables de difamar, y si no fuera lo que vosotros decís entonces sois culpables de calumnia (que es peor que la difamación).”

Muslim

Yabir reportó que el santo Profeta Muhammad(saws)dijo:
“Si un musulmán deshonra a otro musulmán en un lugar donde su honor está en riesgo o en perjuicio, entonces el Todopoderoso lo deshonrará cuando necesite la ayuda de Alá; y si un musulmán ayuda a otro musulmán cuando su honor está en riego o en perjuicio, entonces el Todopoderoso lo ayudará cuando necesite la ayuda de Alá.”
Abu Daud

[Éste hadiz nos enseña que si alguien está siendo ridiculizado o difamado en nuestra presencia, debemos defender su honor. Si nosotros no lo hacemos, nos privaremos para siempre de la ayuda necesaria de Alá y de Su misericordia]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s