Ayuno y explusión

La Diputación confirma que el Ramadán se puede cumplir en el centro de menores de Estíbaliz

Recuerda que debe compaginar la libertad religiosa con las normas de sus recursos

El Correo, M. ZABALETA, 2009-08-27 El menor guineano que el pasado sábado abandonó su centro de acogida en Vitoria por impedirle seguir el Ramadán podrá cumplir con el ayuno, la abstinencia y la oración que proclama el Corán en el centro de Estíbaliz. Así lo confirmó ayer a EL CORREO un portavoz autorizado del Gabinete Agirre porque la Diputación, aseguró, «respeta la pluriculturalidad de los menores extranjeros no acompañados que tiene tutelados en sus centros».

Como avanzó ayer este diario, el menor lleva cuatro días durmiendo y orando en la mezquita de la calle Barrancal pero puede desarrollar el ejercicio de su libertad religiosa en el centro de Estíbaliz, situado a escasos diez kilómetros de Vitoria. No así en el que hasta el sábado era su lugar de acogida ya que, según subrayó el gerente del Instituto foral de Bienestar Social, José Luis Alonso Quilchano, la Diputación debe «articular los mecanismos que permitan compaginar el ejercicio de la libertad religiosa con la estructura organizativa y las normas de los distintos recursos sociales».
La posibilidad de ser trasladado a Estíbaliz no convence, sin embargo, a Moussakeita para quien esta alternativa esconde la intención de «alejarle» de Vitoria y, por extensión, de sus amigos musulmanes. Y en ningún caso está dispuesto a aceptar el traslado.
Sigue en la mezquita
Así las cosas, el menor continuará durmiendo y orando en la mezquita de la calle Barrancal, en el Casco Viejo, hasta que concluya el noveno mes del calendario lunar mahometano, que marcará el fin del Ramadán.
¿Y después? Moussakeita desconoce lo que pasará, pero insiste en que no quiere ser enviado a Estíbaliz. La Diputación, en cambio, recuerda que las plazas en estos recursos «no están asignadas» y que los menores pueden ser trasladados de uno a otro en función de las necesidades».

Anuncios