mujeres e Islam.

Una joya muy valiosa, nunca se tiene al alcance de todos, sinó que muy bien cuidada en corazón de uno si cabe, hasta en la misma naturaleza, ninguna fruta está sin su envoltura, y lo dulce siempre es lo de dentro, el diamante y el oro no nacen en las superficies, las estrellas no están en el suelo, y se ven desde muy lejos…

Anuncios